Nota prensa – Situación ambiental de las depuradores y emisarios submarinos en las Pitiüses 2013-2016. | La mar

NOTA INFORMATIVA

 

Depuración de aguas residuales – ejemplo de mala gestión.

 

  • El 40% del total de aguas depuradas en Pitiusas se vierten a la mas con una depuración insuficiente.

  • Cada año se vierten en el mar una media de 5.5 millones de m3 de aguas mal depuradas.

  • Las depuradoras que presentan un tratamiento más deficiente son la de Ibiza y Can Bossa.

  • Del total de aguas depuradas solamente el 7% se reutilizó.

En Pitiusas hay 11 depuradoras en funcionamiento gestionadas por la Agencia Balear del Agua y Calidad Ambiental (ABAQUA). Entre los años 2013-2016 se depuraron unos 55 millones de m3 de aguas residuales, de los cuales 22 millones de m3 (40%), presentan una depuración deficiente. Estas aguas se vierten mayoritariamente al mar y no cumplen con los requisitos mínimos de depuración que marca la legislación.

Los datos analizados demuestran incumplimientos en la eliminación de materia organiza y sólidos en suspensión, sobre todo en las depuradoras de Ibiza y Can Bossa. Este hecho supone una afección negativa al medio marina en general, y en las praderas de Posidonia oceanica en particular, incluso en el interior de espacios protegidos, como es el caso del Parque Natural de ses Salines d’Eivissa y Formentera.

Uno de los aspectos más relevantes, es que alrededor del 60%  de las aguas residuales están sometidas a un tratamiento terciario, pero solamente el 7%  se reutiliza, vertiéndose en el mar la gran mayoría. Este hecho supone la perdida de un recurso muy importante para unas islas que tienen sus acuíferos sobre-explotados y padecen graves problemas de salinización y episodios prolongados de sequía.

A continuación se enumeran algunas propuestas para mejorar el funcionamiento de las depuradoras y la gestión del agua:

  • Realizar las inversiones necesarias para adaptar la capacidad de depuración de las depuradoras a la población real de la localidad, teniendo en cuenta el aumento de turistas durante el verano e incluyendo los desarrollos agrícolas, industriales, turísticos, etc. (Habitantes-Equivalentes).
  • Incrementar y priorizar la reutilización de agua reciclada de las depuradoras para usos agrícolas, ambientales (recuperación de zonas húmedas) y urbanas (riego de jardines y limpieza viaria).
  • Incrementar progresivamente el tratamiento terciario en aquellas depuradoras situadas en las zonas catalogadas en el decreto 49/2003 de zonas sensibles de las Baleares
  • Evaluación exhaustiva del estado de los emisarios submarinos para reparar posibles perdidas, fugas, rupturas u obsolescencia como es el caso de los emisarios de playa d’en Bossa, Santa Eulàlia y Formentera.
  • Separación de pluviales en la redes de saneamiento.
  • Evitar la entrada de aguas salobres o marinas en el alcantarillado.
  • Reducción de perdidas en las redes municipales de abastecimiento.
  • Campañas de ahorro y consumo responsable de agua.